DECLARACION
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Julio 9 , 2012
Contacto:
Jeremy Warren (512) 463-0113

Ellis: Plan de Perry para el Acta de Atención Médica Económica es miope y no es la última palabra

Austin, Texas – El Senador Estatal Rodney Ellis (D-Houston) presentó la siguiente declaración a partir de que el Gobernador Perry anunciara que Texas no sancionará elementos claves de la histórica Acta de Atención Médica Económica (ACA por sus siglas en inglés), a pesar de que estamos casi al fondo en casi toda categoría de salud importante.

“Estoy sumamente decepcionado por el anuncio del Gobernador Perry de que planea no hacer nada por implementar provisiones claves del Acta de Atención Económica que brindaría acceso a seguros médicos a millones de trabajadores tejanos. Su plan es miope pero, por suerte, no es la última palabra. El próximo año, la legislatura podrá tomar pasos para implementar intercambios y ampliar el acceso a Medicaid, y yo trabajaré con mis colegas de ambas tendencias para que esto ocurra.

Este tema es demasiado importante para dejar que la política y la retórica determinen qué hacer. Texas encabeza a la nación en el porcentaje de personas no aseguradas, tiene uno de los mayores índices de pobreza e inseguridad alimenticia, y una gran escasez de doctores, dentistas y enfermeros. De hecho, Texas se ubica en el fondo o muy cerca en toda medición importante de atención médica, y acaba de elegir reducir $10 billones más del presupuesto de salud, incluyendo un financiamiento insuficiente en $4 billones a Medicaid, más mayores recortes a servicios que ya son mínimos. Tenemos una oportunidad histórica de finalmente hacer algo sobre estas funestas cifras, pero en vez de eso elegimos cruzarnos de brazos y decir ‘No’.

Eso no está bien.

La pura verdad es que tenemos que hacer algo para tratar esta crisis. Afortunadamente, los tejanos ya se están beneficiando del Acta de Atención Económica. Los planes de seguros médicos ya tienen que usar del 80 al 85 por ciento de todo dólar recibido en primas en la atención médica de sus asegurados, las aseguradoras ya no pueden negar cobertura a niños con condiciones preexistentes, los adultos jóvenes pueden ser cubiertos por el plan de sus padres hasta los 26 años, y hay disponibles créditos impositivos para ayudar a los pequeños negocios a cubrir el costo de las primas. Más de 120 empleadores grandes en Texas ya han recibido más de $445 millones en asistencia federal para hacer más económica la cobertura médica de los que se jubilan tempranamente. Además, 2.2 millones de jubilados tejanos en Medicare recibieron servicios de prevención o exámenes sin copagos, y los tejanos ahorraron $135 millones en medicamentos recetados como resultado del cierre del llamado ‘agujero del donut’ en el plan de medicinas de Medicare. Pero los grandes logros vendrán en 2014, cuando alrededor de 2 millones más de tejanos hoy no asegurados obtendrían cobertura a través de Medicaid o CHIP, pero Texas debe optar por la expansión y eso va a ser ahora una gran pelea.

La intención del ACA fue extender la cobertura a la mayoría de la población, especialmente a parte de los grupos más vulnerables que están hoy excluidos de Medicaid porque no tienen hijos, ni están embarazas o discapacitados.

Esta expansión de Medicaid brindaría cobertura a adultos de bajos ingresos, por debajo del 133 por ciento del índice federal de pobreza ($14,856 por persona o $30,657 para una familia de cuatro), que tienen menos de 65 años y no califican de otra manera para Medicaid. Para estas personas, Medicaid significaría la oportunidad de tener un médico básico y continuidad en la atención, reduciendo así la dependencia en la onerosa asistencia dada hoy en salas de emergencia. Para esta expansión, Texas recibiría el 100 por ciento del costo los primeros tres años, lo que se iría reduciendo gradualmente hasta llegar a cubrir el 90 por ciento de ese costo.

Las personas que están por encima del 100 por ciento del índice de pobreza tendrán oportunidad de comprar seguro médico subsidiado, a través de un intercambio federal de seguros, aunque Texas decida no poner en funcionamiento su propio intercambio, asegurando que estos grupos tengan acceso a seguros médicos buenos y económicos. Desafortunadamente para mucha gente que está por debajo del 100 por cien de pobreza y no está hoy cubierta por Medicaid no hay salvaguarda, así que debemos hacer lo correcto y promulgar leyes para proteger a estos tejanos.

Los críticos del Acta dicen constantemente que ‘Texas sabe mejor que Washington cómo cuidar mejor a los tejanos’. Bueno, es hora de probarlo. En vez de repetir ‘no’, busquemos un plan para ofrecer más seguros a los tejanos. No más política, busquemos un plan que de verdad ayude a los tejanos.

Tener acceso a seguros médicos de calidad y económicos es un derecho humano fundamental, no un privilegio. La Corte Suprema se ha manifestado y el Acta de Atención Médica Económica es ahora la ley oficial. Ya viene siendo hora de hacer a un lado las políticas estrechas en el debate sobre atención médica y enfocarnos en realmente mejorar la salud de mujeres, niños y todo americano. Podemos y debemos hacerlo mejor”.

arriba