DECLARACION
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Abril 30, 2012
Contacto:
Jeremy Warren (512) 463-0113

Declaración del Senador Rodney Ellis sobre el Programa de Salud de la Mujer

Houston, Texas – El Senador Rodney Ellis (D-Houston) hizo hoy la siguiente declaración sobre la orden judicial extendida a favor de Planned Parenthood de Texas contra los planes de la Comisión de Salud y Servicios Sociales (HHSC) de Texas para el Programa de Salud de la Mujer.

“Me alegro mucho que el Juez Yeakel tomara la decisión correcta de parar el insensato intento de HHSC por debilitar el Programa de Salud de la Mujer en Texas. Es un muy importante primer paso en este esfuerzo, y espero que fuerce a la dirigencia de Texas a desistir de su dañino y peligroso ataque a la salud de la mujer.

Durante los meses pasados, fuimos testigos de un rápido e integral ataque a la salud de la mujer en Texas y todo Estados Unidos. Nos hemos alejado demasiado del tema de opciones para pasar a temas que la mayoría de los americanos creían se habían determinado hace décadas, y están enfocando el tiempo, esfuerzo y dinero en pelear estas batallas mientras ignoran las necesidades de millones de tejanos. Los legisladores en Texas y la nación entera están promoviendo legislación para promulgar leyes que transgreden los derechos y salud de la mujer.

Lamentablemente durante el año pasado, Texas ha promulgado medidas drásticas para limitar la capacidad de la mujer a acceder a atención médica: desde intrusas e innecesarias ecografías transvaginales, a recortar y eliminar programas efectivos en su costo que proveen servicios de prevención básicos a cientos de miles de mujeres tejanas. El esfuerzo de desfinanciar Planned Parenthood y esencialmente eliminar el Programa de Salud de la Mujer es otra parte de esta pelea.

La misma gente que cortó $5 billones de nuestras escuelas, otros $5 billones de Salud, y financió insuficientemente a Medicaid por otros $5 billones –cuando teníamos casi $10 billones en nuestra cuenta de ahorro—ahora se prestan a sacrificar millones en financiamiento federal y atención médica preventiva para más de 100,000 mujeres tejanas de bajos ingresos.

Texas puede hacerlo mejor. Debemos sacar la política y acalorada retórica fuera de estas discusiones y enfocarnos en lo importante: mejorar la salud de la mujer y familias en Texas. Cortar servicios esenciales e implementar reglas que limitan el acceso a proveedores de salud simplemente no es la manera de hacerlo.

El Juez Yeakel tomó hoy la decisión correcta. Al continuar este caso su proceso en el sistema judicial, solo podemos esperar que el sistema continúe a favor de la mujer en Texas y en contra de estos ataques ideológicos a la salud de la mujer”.

arriba