COMUNICADO DE PRENSA
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Junio 3, 2011
Contacto:
Jeremy Warren, (512) 463-0113

Ellis: La SB 1 aplasta a las escuelas de Texas y crea más déficit para el 2013
Trampas, trucos e ilusiones, y recortes masivos a las escuelas, usados para balancear el presupuesto

Austin, Texas – El Senador Rodney Ellis (D-Houston) votó hoy en contra de la SB 1 por el daño que causaría a las escuelas de Texas, y volvió a pedir un presupuesto más responsable. Ellis ofreció enmiendas para anular las costosas exenciones de impuestos –como aquellas por gas de alto costo y rendición temprana de impuestos.

“Teníamos otra oportunidad de hacerlo bien y fallamos”, dijo Ellis. “El Senado votó a favor de las grandes compañías de gas y petróleo y los minoristas, y en contra de los estudiantes de Texas. El Senado votó por trucos e ilusiones y por continuar con un gran déficit en la próxima sesión, no usando el fondo de emergencia para pagar compromisos y dejándonos incapaces de hacer las inversiones que necesitamos para el futuro”.

“Hemos fijado el precedente de que el fondo de emergencias no puede usarse aún en las más graves circunstancias fiscales”, continuó Ellis. “Estamos balanceando el presupuesto pretendiendo que recibiremos dinero del gobierno federal, pasándole el fardo a los gobiernos locales o simplemente pateando la lata hacia el futuro mediante prórrogas. Es deshonesto, inmoral, y las familias de Texas pagarán los platos rotos”.

La SB 1 está llena de trucos que cavarán un pozo aún más profundo para la Legislatura 83º de Texas, incluyendo:

El propósito principal de la SB 1, además de proveer un vehículo para cambios en el financiamiento a escuelas, es prorrogar el déficit y atrasar las duras decisiones para enero del 2013. Esta medida dispone exactamente cómo se dividirían los $4 billones en recortes a la educación pública entre nuestros distritos escolares.

Para los distritos escolares del área de Houston, esto significa:

Este financiamiento escolar significa un incumplimiento del compromiso del estado para la educación de los escolares de Texas. El presupuesto pronostica que el porcentaje de escuelas que cumplirán con los niveles federales de “progreso anual adecuado” bajará al 61 por ciento para el año fiscal 2013, en relación al actual nivel del 85 por ciento. La meta en porcentaje de graduados se espera aumentará solo una décima del 1 por ciento del año fiscal 2012 al 2013 –al 81.1 por ciento. A ese ritmo, nuestras escuelas tardarán 90 años en llevar el índice de graduación al 90 por ciento.

Las enmiendas de Ellis hubieran hecho lo siguiente:

  1. Terminar con las grandes exenciones de impuestos a negocios, como la dada por rendir los impuestos temprano. Texas dio a los minoristas un recorte de impuestos de más de $200 millones el año pasado simplemente por rendir el impuesto de ventas puntualmente. Le dimos otros $200 millones por hacerlo por adelantado, y otros $65 millones a negocios por pagar el impuesto a combustibles puntualmente. No debería haber donaciones tan grandes por hacer lo que deben hacer de todos modos.

  2. Eliminar el recorte impositivo al gas natural por un supuesto “alto costo”. Texas regaló más de $7.4 billones en impuestos del 2004 al 2009 a productores de gas natural que tienen ganancias billonarias, porque sus representantes pudieron mantener una caduca definición de “alto costo” del gas en el código. De nuevos pozos establecidos solo en el 2009, perderemos otros $7.9 billones en los próximos 10 años.

    Este “incentivo de impuestos” fue creado en 1989 para ayudar a compañías con el costo de perforar pozos de alto costo, que en su momento tenía sentido pero ahora prácticamente todo nuevo pozo es denominado como de “alto costo”. Los productores pequeños no reciben este recorte de impuestos, las grandes corporaciones sí. Una gran compañía petrolera ahorró $113.8 millones en el 2010, declarando a la vez ganancias netas de $4.6 billones. Una subsidiaria de una de las mayores compañías petroleras del mundo ahorró $113.2 millones.

“Podríamos haber creado un presupuesto responsable. Podríamos haber actuado responsablemente eliminando las reducciones de impuestos que hacen trampa a los tejanos y benefician a aquellos que ya ganan como bandidos”, dijo Ellis. “Hay muchas cosas que podríamos haber hecho, que hubieran hecho innecesarios estos trucos contables y no hubieran producido otro gran déficit en futuras legislaturas”.

arriba