COMUNICADO DE PRENSA
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Mayo 20, 2011
Contacto:
Jeremy Warren, (512) 463-0113

Legislación para ampliar el acceso a exámenes de ADN en los condenados es enviada al gobernador
Cámara baja aprueba la SB 122 para promulgar otra recomendación del Panel Asesor Cole y mejorar la Justicia en Texas

Austin, Texas – La Cámara de Representantes de Texas aprobó hoy la SB 122, una legislación del Senador Rodney Ellis (D-Houston) para reforzar la ley de exámenes de ADN a los ya condenados, otra reforma crítica recomendada por el Panel Asesor Tim Cole. La medida va ahora al gobernador para su firma.

“La SB 122 asegurará que, de haber evidencia de ADN disponible para probar la inocencia de una persona, debe ser y será examinada”, dijo Ellis. “Ya no se cerrará más la puerta de la justicia solo por un error de procedimiento”.

Bajo la ley actual, el examen de ADN posterior a la condena suele no llevarse a cabo si el tema del ADN no fue presentado en el juicio. Bajo el actual estatuto, los exámenes de ADN posteriores a la condena se permiten solo si el examen no estaba disponible durante el juicio, si no fue capaz tecnológicamente de probar la culpabilidad o inocencia o si no fue por culpa del acusado que no se hizo, y por lo tanto debe ser hecho ahora en pro de la justicia. Si la evidencia ya fue analizada y puede ser sometida a una nueva técnica que podría tener un resultado más exacto, entonces puede ordenarse un nuevo examen.

Recientes decisiones judiciales y una exoneración en Houston han demostrado las limitaciones de la ley del ADN en Texas; la SB 122 ayudará a cerrar esas brechas. La legislación requerirá el examen ADN después de la condena si:

Además, la SB 122 requiere a las cortes ordenar que todo ADN no identificado descubierto en el examen de ADN posterior a una condena se compare con las muestras de ADN de la base de datos CODIS del FBI y la mantenida por el Departamento de Seguridad Pública. Tal comparación puede ser usada para identificar al criminal real y exonerar al condenado por error.

Exoneración de Ricardo Rachell
La reciente exoneración de Ricardo Rachell en Houston demuestra la necesidad urgente de reformas. Rachell fue exonerado en Houston en el 2008 después de pasar 6 años en la cárcel por la violación a un menor que él no cometió. En su caso, se tomaron muestras biológicas del Sr. Rachell y de la víctima en el 2002. Pero nunca se analizaron, en parte, porque el Laboratorio forense del Departamento de Policía de Houston fue cerrado en diciembre del 2002 debido a serios problemas. Durante el juicio, el abogado defensor señaló que el material biológico no había sido analizado pero tampoco lo solicitó. El fiscal tampoco lo pidió.

Finalmente en marzo del 2008 se analizó el ADN después que Ricardo Rachell presentara por sí mismo una pro se motion para examen de ADN posterior a la condena, al descubrirse que su abogado no la había presentado. En octubre del 2008, Rachell fue puesto en libertad después que los resultados del test en DPS mostraron que su ADN no era el del violador. El criminal real fue identificado en diciembre del 2008.

Bajo la ley actual, la moción del Sr. Rachell para un examen de ADN posterior a la condena se le hubiera negado porque: 1) el examen de ADN era posible durante el juicio y 2) tecnológicamente podía probar la inocencia o culpabilidad. Al final, la moción para el examen de ADN posterior a la condena fue otorgada “en interés de la justicia”, pero podría no haberse dado, y no lo hubiera hecho si la oficina del fiscal hubiera rechazado la moción.

Caso Hank Skinner en Corte Suprema
El 13 de octubre, la Corte Suprema de EE.UU. recibió argumentos orales en el caso de Hank Skinner, condenado en 1995 por asesinar a su novia Twila Busby y los dos hijos de ésta: Randy Busby y Elwin Caler, en la vivienda que compartían en la pequeña ciudad Pampa del Panhandle de Texas.

El Texas Tribune describió así el caso:

Skinner (48) siempre negó haber cometido el asesinato y dice que amaba a Busby y a sus hijos… Desde el 2000, Skinner viene pidiendo al estado que entregue la evidencia para un análisis de ADN, incluyendo el análisis por violación, materia biológica en las uñas de Twila, sudor en la chaqueta del violador que era parecida a una que Donnell solía usar, y toallas y cuchillos ensangrentados. Esos elementos no fueron analizados en el juicio original porque su abogado temía en ese momento que los resultados pudieran incriminarlo, pero las cortes de Texas han negado repetidamente el pedido que Skinner hace desde entonces solicitando un análisis, diciendo las cortes que él ya tuvo su oportunidad en 1995 y que más exámenes no van a probar que él no es el asesino.

El 7 de marzo, la Corte Suprema de EE.UU. decidió con voto de 6 a 3 que Hank Skinner podía solicitar el análisis de ADN bajo estatuto federal de derechos civiles, 42 U.S.C. sec. 1983.

La SB 122 haría posible que prisioneros que esperan la muerte, como Skinner, tengan acceso a exámenes de ADN para determinar si son inocentes antes de ejecutarlos.

“Bajo la ley actual, los inocentes suelen quedar librados a su suerte”, dijo Ellis. “Reforzar en Texas las leyes del examen de ADN posterior a la condena es una medida esencial para mejorar la justicia en Texas”.

arriba