COMUNICADO DE PRENSA
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Mayo 3, 2011
Contacto:
Jeremy Warren, (512) 463-0113

Ellis: Texas no merece este presupuesto
Texas está optando por recortes irresponsables, negándose a tratar problemas sistémicos

Austin, Texas – El Senador Rodney Ellis (D-Houston) emitió hoy una declaración oponiéndose a la medida CSHB y delineando un camino hacia un presupuesto más responsable para Texas.

“Texas está optando por recortar irresponsablemente servicios vitales para las familias de Texas. No tenemos porqué hacer estos cortes tan severos. Aquellos con poder prefieren sacrificar las oportunidades educativas de nuestros niños y dejar en la calle a los ancianos de geriátricos, mientras continúan regalando millones de dólares a las corporaciones.

Escuchamos constantemente que, en estos duros tiempos, nuestro estado debería actuar como las familias responsables al sentarse a la mesa de la cocina, ajustándose el cinturón y tomando difíciles decisiones económicas; y yo estoy totalmente de acuerdo. Texas es una gran familia. Estamos en esto todos juntos, y una familia responsable no decide dejar a sus hijos con hambre, o echar a la abuela a la calle, o no ayudar a un hijo enfermo solo porque el padre no quiere usar el dinero para el yate. Un padre responsable no decide cortar la electricidad, el agua y el teléfono; él sale y consigue un segundo empleo o hace una venta de garage. Encuentran más recursos. Hallan la manera de que funcione. Si estamos en quiebra, no tomamos un método de solo recortar servicios y decirle al pequeño Johnny: ‘lo siento, no puedes ir a la universidad’. Nosotros agachamos la cabeza y hallamos la manera de hacer un poco más.

Somos una familia con un gran plato de comida, suficiente para que coman todos, pasa que un miembro de la familia se está comiendo las cuatro quintas partes del plato mientras los otros cuatro reciben migajas y se les dice que se ajusten el cinturón y dejen de protestar.

Seamos claros: nadie votó por nosotros para que cerráramos geriátricos y dejáramos a los ancianos vulnerables en la calle. Nadie nos eligió para cortar billones en nuestras escuelas locales, apiñar a nuestros estudiantes en las aulas, despedir buenos maestros y hacer la educación universitaria prohibitiva para las familias de Texas. Nadie nos eligió para eliminar miles de empleos de familias trabajadoras que luchan por llegar a fin de mes.

Y la verdad es que no necesitamos hacerlo. Podríamos actuar responsablemente, y producir más ingresos y cerrar las brechas impositivas que le roban al tejano y benefician a aquellos que ya ganan como bandidos. Podríamos usar nuestra cuenta de ahorro para el fin por la que fue creada. Podríamos demostrar liderazgo y tratar ahora el déficit estructural.

Pero estamos optando por tomar la manera fácil y segura políticamente, y estamos haciendo a las familias tejanas pagar el precio”.

Regalo a los que rinden impuestos a tiempo
“Podríamos haber eliminado el gran regalo a las empresas, como la reducción de impuestos por rendirlos temprano. Texas dio a minoristas un descuento de impuestos de más de $200 millones el año pasado simplemente por rendir sus impuestos de ventas puntualmente. Les dimos otros $200 millones por rendirlos anticipadamente, y otros $65 millones a negocios que pagan sus impuestos a combustibles puntualmente. No deberíamos dar un premio tan grande por hacer lo que deben hacer”.

Exención al gas natural
“Podríamos haber eliminado la brecha en impuestos al gas natural por su supuesto ‘alto costo’. Texas regaló $7.4 billones en reducciones de impuestos del 2004 al 2009 a productores de gas natural que ya tienen ganancias de billones, porque sus lobbistas han podido mantener una definición anticuada de “alto precio” en el gas dentro del código. Solo con los nuevos pozos creados en el 2009, perderemos otros $7.9 billones durante los próximos 10 años.

Este ‘incentivo en impuestos’ fue creado en 1989 para ayudar a compañías con el gasto de perforar pozos de alto costo, lo que entonces era razonable, pero ahora virtualmente todo nuevo pozo producido se hace llamar pozo de ‘alto costo’. Los productores pequeños no reciben este descuento en impuestos. Una de las grandes compañías ahorró $113.8 millones en el año fiscal 2010, declarando a la vez ganancias netas de $4.6 billones. Una subsidiaria de una de las más grandes compañías petroleras del mundo ahorró $113.2 millones”.

Fondo de Emergencias
“Podríamos haber usado el fondo de emergencias –nuestra cuenta de ahorros—en vez de hacer cortes a los niños, ancianos y escuelas. El fondo de emergencias [Rainy Day Fund: literalmente Fondo para Días Lluviosos] fue creado para problemas presupuestarios exactamente como el que enfrentamos hoy. Y, debido al creciente precio del gas y petróleo, el fondo tiene $9.4 billones; y así y todo estamos dejando todos nuestros ahorros sin tocar.

Los que se oponen a usar más dinero del fondo de emergencias dicen que podría haber más problemas en la próxima sesión. Miembros: ya hemos usado casi todo centavo del fondo de emergencias en cuatro ocasiones, incluyendo tan recientemente como el 2005, año en que teníamos una fuerte economía y un presupuesto estable; y en el 2003, la última vez que enfrentamos un déficit significativo. De hecho, en el 2003 se usaron $295 millones del fondo de emergencias para crear el Fondo Empresarial de Texas del gobernador, y, en el 2005, otros millones más fueron transferidos al Fondo de Tecnologías Emergentes.

Dejar billones en nuestra cuenta de ahorro mientras se cierran geriátricos y escuelas y decenas de miles pierden su trabajo es simplemente inaceptable. Como los impuestos al gas y petróleo son los que alimentan el fondo, éste recuperaría rápidamente los fondos que usemos durante esta crisis”.

El déficit structural continúa
“Podríamos haber tratado el deficit structural. La verdad es que la mayor parte de este déficit no tiene nada que ver con la economía. Se da porque el impuesto a las ganancias simplemente no fue suficiente para cubrir los recortes del impuesto a la propiedad que prometimos. Y no pasó por casualidad. Lo sabíamos cuando la aprobamos en el 2006.

Standard & Poors escribió recientemente sobre nuestra situación presupuestaria:

‘Realmente, creemos que muchos de los problemas actuales del presupuesto en Texas son resultado de previas decisiones fiscales que crearon déficits estructurales en el presupuesto, más que de una economía débil’. (Texas’ Budget Challenge, Standard & Poors, Febrero 16, 2011)

La contralora atestiguó ante el Comité Senatorial de Finanzas que el estado enfrentaría un déficit de $10 billones cada dos años si no arreglamos la estructura impositiva del estado. Así que no hacer nada no es viable, pero eso es lo que hemos elegido hacer. Tener la valentía y determinación moral para arreglar este problema ahora se traduciría en menos recortes en esta sesión y evitaría la misma situación en la próxima sesión.

Pero, de alguna manera, sacrificar las oportunidades educativas de los niños y echar a los ancianos de nuestros geriátricos para que podamos continuar dando millones y millones a corporaciones e intereses especiales se está describiendo como gobierno responsable.

Los recortes a programas que asisten a los tejanos en vez de promulgar un cambio sistémico: ésa es la opción que ha tomado esta legislatura”.

Texas califica muy bajo en su asistencia a las familias
“Texas ocupa el lugar 46º entre los estados en cuanto a ingresos de impuestos per cápita y 50º en sus gastos de impuestos per cápita. Esto no es un problema de gastar demasiado. Estamos en el lugar 38º en el gasto actual por estudiante; 44º en gastos locales y estatales por estudiante en las escuelas públicas; 37º en el porcentaje de financiamiento escolar procedente de ingresos estatales; 45º en resultados del SAT; 49º en el porcentaje de la población que termina la secundaria.

Tenemos el mayor porcentaje de no asegurados en general –y de niños no asegurados—en la nación; tenemos el cuarto mayor porcentaje de niños pobres. Tenemos el mayor porcentaje de ancianos no asegurados, y ocupamos el lugar 49º en el porcentaje de personas de bajos recursos cubiertas por Medicaid. Per cápita, estamos en el lugar 50º en el gasto en salud mental, 49º en gastos de Medicaid y 45º en el gasto total de atención médica.

Texas ya está en el fondo en cuanto a lo que provee a su población; hoy, hemos decidido hacer todavía menos, y dificultarle la vida a aquellos que ya están luchando por sobrevivir. Es un camino a una economía del tercer mundo.

Solo porque éste es un poquito mejor que el atroz presupuesto creado por la Cámara de Representantes, no lo hace pasable. No lo hace un presupuesto que merezcan los tejanos. No lo hace un presupuesto que merezca esta cámara. Es por eso que me opongo a este presupuesto”.

arriba