DECLARACION
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Abril 6, 2011
Contacto:
Jeremy Warren, (512) 463-0113

Senado aprueba legislación para ampliar acceso a exámenes de ADN después de la condena
SB 122 promulgaría otra recomendación del Panel Asesor Cole, mejorando la justicia en Texas

AUSTIN – El Senado de Texas aprobó hoy la propuesta SB 122, legislación del Senador Rodney Ellis (D-Houston) para reforzar la ley de exámenes de ADN post-condena en Texas, otra reforma fundamental recomendada por el Panel Asesor Tim Cole. El Senado había aprobado unánimemente una legislación similar en la pasada sesión.

“La SB 122 asegura que, si existe evidencia con ADN disponible para probar la inocencia de una persona, ésta puede ser y será examinada”, dijo Ellis. “La puerta de la justicia ya no volverá a cerrarse solo por un error de procedimiento”.

Bajo la ley existente, los exámenes de ADN posteriores a la condena suelen no realizarse si el tema no fue presentado en el juicio. Bajo el estatuto actual, los exámenes de ADN post-condena se realizan solo si el examen no estaba disponible al momento del juicio, si el examen no era capaz tecnológicamente de probar la inocencia o culpabilidad, o no se realizó no por falta del condenado, y deberá entonces ser examinado en interés de la justicia. Si la evidencia fue previamente examinada y puede ser sometida a nuevas técnicas de análisis que pueden resultar en resultados más exactos, entonces puede ordenarse repetirlos.

Recientes decisiones judiciales y una exoneración en Houston han demostrado los defectos de la ley de ADN en Texas; la SB 122 ayudará a cubrir esas brechas. La legislación requiere que se realicen exámenes de ADN post-condena si:

Además, la SB 122 requiere a la corte ordenar que todo perfil no identificado de ADN descubierto durante el examen de ADN post-condena sea comparado con los perfiles de ADN del CODIS DNA del FBI y la base de datos de ADN mantenida por el Departamento de Seguridad Pública. Tal comparación podría ser usada para identificar al culpable y exonerar al condenado.

Exoneración de Ricardo Rachell
La reciente exoneración de Ricardo Rachell en Houston demuestra la urgente necesidad de reforma. El Sr. Rachell fue exonerado en Houston en el 2008 después de haber sido encarcelado por 6 años por abuso sexual a un menor, crimen que no cometió. En este caso, se había tomado evidencia biológica del Sr. Rachell y de la víctima en el año 2002. Nunca fue analizada, en parte, porque el laboratorio forense del Departamento de Policía de Houston se cerró en diciembre del 2002 debido a graves problemas. En el juicio, la defensa señaló que el material biológico no se analizó, pero tampoco pidió analizarlo. La fiscalía de distrito tampoco pidió el análisis.

El examen de ADN finalmente se hizo después que Ricardo Rachell presentara una moción pro se para el examen de ADN post-condena en 2007. La fiscalía presentó por sí misma una moción para examen de ADN post-condena en marzo de 2008, después que el abogado asignado al Sr. Rachell no la presentara. En octubre de 2008, el Sr. Rachell fue liberado después de obtener los resultados de exámenes de DPS, mostrando que su ADN no concordaba con el del violador. El verdadero violador fue identificado en diciembre del 2008.

Bajo la ley actual, la moción del Sr. Rachell para el examen de ADN post-condena podría habérsele negado porque: 1) el examen de ADN estaba disponible en la fecha del juicio y 2) era tecnológicamente capaz de brindar resultados definitivos. Al final, la moción para exámenes de ADN post-condena fue garantizada “en interés de la justicia” pero no necesitaba serlo, y no lo hubiera sido si la fiscalía luchaba contra la moción.

Caso Hans Skinner en Corte Suprema
El 13 de octubre, la Corte Suprema de EE.UU. recibió argumentos orales en el caso de Hank Skinner, condenado en 1995 por asesinar a su novia, Twila Busby, y los dos hijos de ésta, Randy Busby y Elwin Caler, en la vivienda que compartían en la pequeña ciudad de Pampa, en el Panhandle de Texas.

El Texas Tribune describió el caso como sigue:

Skinner, 48, siempre negó haber cometido los asesinatos y dice que amaba a Busby y los dos niños. Desde el 2000, Skinner ha pedido al estado liberar otra evidencia para hacer el examen de ADN, incluyendo el test de violación, material biológico de las uñas de Twila, sudor de la chaqueta de hombre parecida a una que Donnell usaba seguido, una toalla ensangrentada y cuchillos. Esos elementos no fueron analizados en el juicio original porque su abogado temía que los resultados pudieran ser incriminatorios, pero las cortes de Texas han negado repetidamente los pedidos de análisis de Skinner desde su condena, diciendo que ya tuvo la oportunidad en 1995 e insistiendo que más exámenes no van a probar que no es el asesino.

El 7 de marzo, la Corte Suprema de EE.UU. decidió por 6 a 3 que Hank Skinner puede solicitar examen de ADN bajo derechos civiles federales, estatuto 42 U.S.C. sec. 1983.

La medida SB 122 haría posible que personas en condena de muerte como Skinner tengan acceso a exámenes de ADN para determinar si son inocentes antes de ser ejecutados.

“Bajo la ley actual, la inocencia se deja muchas veces al azar”, dijo Ellis. “Reforzar la ley de ADN post-condena en Texas es esencial para mejorar la justicia en Texas”.

arriba