CARTA
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Marzo 23, 2010
Contacto:
Tina Tran, (512) 463-0113

Texto de la carta del Senador Rodney Ellis al Gobernador Rick Perry
(entregada en mano)

Honorable Rick Perry
Gobernador de Texas
Oficina de Asesoría Legal
1100 San Jacinto St., Suite 412
Austin, TX 78701

RE: Pedido de 30 días de prórroga a la ejecución de la sentencia de muerte, y examen de ADN para Henry Watkins Skinner, cuya ejecución está programada para el miércoles 24 de marzo a las 6 p.m.

Estimado Gobernador Perry:

Como posiblemente sepa, la ejecución de Henry W. “Hank” Skinner está planeada para mañana al atardecer (24 de marzo a las 6 pm). Se me ha hecho evidente que existen numerosos problemas en el caso del Sr. Skinner, los que causan serias dudas sobre la justicia de su juicio y si es o no culpable.

Le pido que conceda al Sr. Skinner un aplazamiento de 30 días para asegurar que es culpable y que el Estado de Texas no vaya a ejecutar a un hombre inocente.

Existen numerosos y preocupantes problemas en el caso Skinner, por lo que me referiré a solo algunos. Lo más inquietante es que hay evidencia de ADN en este caso que nunca ha sido analizada. El Sr. Skinner ha solicitado tests de ADN en varios artículos durante más de una década, y hasta la fecha no se ha analizado ninguna de esas pruebas. Los artículos incluyen: un rompevientos encontrado al lado del cuerpo de la víctima, con sangre, manchas de transpiración y pelos humanos; dos cuchillos, uno de ellos posiblemente el arma asesina; una toalla ensangrentada; las uñas de la víctima, que podrían tener sangre del atacante; hisopos de un examen de violación que podrían revelar al atacante de la víctima; y pelos hallados en la mano de la víctima y que no han sido destruidos en previos tests.

Cualquiera de estas evidencias podrían probar la inocencia –o culpabilidad—del Sr. Skinner, y aún así es evidencia que no se ha presentado en la corte.

Es también preocupante el nivel de intoxicaciónn del Sr. Skinner al momento del crimen, lo que parece no haber sido reportado suficientemente por el experto de la defensa. Skinner estaba inconsciente debido a una combinación de vodka y codeína apenas 90 minutos antes de los asesinatos. El experto en el juicio dijo que Skinner hubiera estado física y mentalmente incapacitado para llevar a cabo los asesinatos, porque su nivel de alcohol en la sangre era de .21 por ciento en el momento –casi tres veces el nivel de ebriedad permitido en la conducción en Texas—y su nivel de codeína en la sangre era de .4 mg/l, dos veces y media la dosis terapéutica normal. Una reciente revisión de esos análisis del Dr. Harold Kalant, uno de los mejores expertos en el mundo sobre los efectos de drogas y alcohol en el cuerpo, halló que Skinner probablemente estuviera aún más intoxicado.

Desde el juicio, el testigo clave ha declarado que todo aspecto incriminante de su testimonio en el juicio no fue honesto, y que ella lo inventó porque tenía miedo de que si decía la verdad podría ser acusada de colaboración en el asesinato.

Finalmente, también se sabe que hay una fuerte evidencia de que Robert Donnell fue el verdadero asesino. Donnell, tío de la víctima, tenía un historial criminal violento y una relación incestuosa con la víctima, la acosó en una fiesta la noche del asesinato y dejó la fiesta muy poco después de que ella se fuera. Donnel además usaba un rompevientos como el hallado en la escena del crimen. A los días del asesinato, limpió su camioneta frenéticamente. La evidencia de ADN podría o no implicar al Sr. Donnel (ya fallecido), pero nunca sabremos con seguridad sin el test.

Otro aspecto que me inquieta, al abogar por largo tiempo por una mejor representación legal en la defensa a los pobres, es lo que he leído sobre el abogado asignado al Sr. Skinner. El juez asignó a un viejo amigo político, Harold Lee Comer, para que defendiera legalmente a Skinner. Comer había sido fiscal de distrito y había acusado personalmente dos veces a Hank Skinner por robo de vehículo y ataque. Esto implicaba un posible conflicto para Comer, y la ley estatal requiere que el juez lleve a cabo una audiencia sobre el tema y dé a Skinner la oportunidad de solicitar un nuevo abogado si existía conflicto. Esa audiencia nunca se dio. Cómo un abogado que ha acusado previamente a una persona va a ser elegido defensor de la misma en un caso de pena de muerte es inexplicable. Aunque este tema ha pasado por cortes de apelación, debería reflexionar antes de mandar a este hombre al cadalso.

La semana pasada usted extendió un perdón póstumo para Timothy Cole, entregado a su madre, Ruby Session, El hermano de Tim, Cory Session, dijo en conferencia de prensa en la que usted estuvo presente: “Si está esperando el examen de ADN, aguante, haga como Tim, no claudique, no abandone”. El Sr. Skinner solo tiene un día más para ‘aguantar’. El que reciba o no el examen de ADN está en sus manos, Gobernador.

Aunque entiendo que el Sr. Skinner fue declarado culpable de un triple y brutal asesinato, recuerde que otras once personas ejecutadas en Texas fueron condenadas por brutales asesinatos que no cometieron y exoneradas después de años. Timothy Cole fue condenado por un crimen brutal –violación—y también fue exonerado. Desafortunadamente, el perdón de Tim llegó diez años demasiado tarde.

En honor de Tim Cole, le pido que dé al Sr. Skinner una prórroga de 30 días para que se pueda hacer el examen de ADN y podamos estar absolutamente seguros de que el Sr. Skinner es realmente culpable –antes de que sea demasiado tarde.

Sinceramente,

Senador Rodney Ellis

arriba