COMUNICADO DE PRENSA
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Mayo 6, 2009
Contacto: Jeremy Warren (512) 463-0113

Se discutirá medida para exámenes rutinarios de VIH
La legislación implementaría recomendaciones de CDC

AUSTIN, TEXAS – La propuesta HB 1379 de la Diputada Yvonne Davis (D-Dallas) recibirá hoy una audiencia en el Comité de Salud Pública de la Cámara de Representantes. La medida acompañante en el Senado, SB 877, fue creada por el Senador Rodney Ellis (D-Houston).

La legislación HB 1379 estipula ofrecer a los tejanos el examen de VIH como parte del chequeo médico general. La propuesta implementaría recomendaciones que la organización Centros para el Control de Enfermedades (CDC) hiciera en el 2006, pidiendo que los pacientes sean examinados por VIH como parte del examen médico rutinario.

Bajo la legislación, los proveedores de salud deberían ofrecer exámenes VIH a los pacientes, manteniendo el derecho individual a negarse y a su privacidad. El plan aseguraría también que los planes de seguros médicos y Medicaid cubran el costo de los exámenes, que promedian los 35 dólares.

Según CDC, Texas ocupa el 4º lugar en la nación en cuanto a casos reportados de SIDA. De 2003 a 2007, más de la cuarta parte de todos los casos en Texas recibieron un diagnóstico de SIDA solo un mes después de ser diagnosticados con VIH, indicando que una proporción significativa de los infectados con el virus fueron diagnosticados tarde en la progresión de la enfermedad. Estudios muestran que el tratar los casos de SIDA es sustancialmente más difícil y costoso que tratar el virus VIH durante las primeras fases de la infección.

Demasiados tejanos que viven con VIH reciben un diagnóstico tardío o desconocen que están infectados. CDC estima que 1 de cada 5 personas que vive con VIH en Estados Unidos desconoce de su infección. Las personas que no saben que están infectadas podrían, mediante transmisión sexual, ser responsables de casi el 50% de los nuevos casos de VIH al año.

Uno de cada tres tejanos con VIH recibe un diagnóstico tardío –o sea recibe el diagnóstico de SIDA en menos de un año del diagnóstico de VIH. El diagnóstico tardío aumenta el costo del tratamiento y acorta vidas. El diagnóstico y tratamiento tardío también aumenta la posibilidad de transmitirlo a otras personas, ya que hay alta evidencia que los afectados disminuyen su comportamiento de riesgo después del diagnóstico de VIH, y el tratamiento reduce a la vez la transmisión al reducir la carga viral.

“Agradezcamos que el VIH ya no es una sentencia de muerte, pero está claro que el diagnóstico temprano es clave para luchar contra la enfermedad y su propagación”, dijo Ellis. “Cuanto más temprano la persona conoce su situación, más rápido cambiará su proceder, lo que reducirá el riesgo de transmitir la enfermedad a otros”.

arriba