COMUNICADO DE PRENSA
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Abril 28, 2009
Contacto: Jeremy Warren (512) 463-0113

Senado aprueba Acta de Libre Flujo de Información
La HB 670 protegería a periodistas de ser forzados a declarar o revelar fuentes confidenciales

AUSTIN, TEXAS – El Senado de Texas aprobó hoy la propuesta HB 670 --el Acta de Libre Flujo de Información, una legislación del Diputado Trey Martinez-Fischer (D-San Antonio), el Senador Rodney Ellis (D-Houston) y el Senador Robert Duncan (R-Lubbock), para proteger a periodistas de ser forzados a declarar o revelar fuentes confidenciales.

La legislación vuelve ahora a la Cámara de Representantes para su aprobación final y luego al gobernador para su firma. La aprobación de la HB 670 culmina más de cuatro años de trabajo por Ellis y Duncan, y podría finalizar un esfuerzo que comenzó en 1973, cuando legisladores de Texas intentaron por primera vez aprobar un privilegio limitado para proteger el derecho a saber del pueblo.

“Este es un día realmente histórico”, dijo Ellis. “Después de cuatro años de intenso debate, tanto la Cámara de Representantes como el Senado han coincidido en el principio de que la prensa tiene un papel vitalmente importante en nuestra democracia y debe ser protegida de la intimidación del gobierno”, dijo Ellis. “Con el carácter del periodismo y agencias del orden cambiando rápidamente en el siglo XXI, es hora de que Texas apruebe el Acta de Libre Flujo de Información, para asegurar que los periodistas y sus fuentes estén protegidos en su trabajo de mantener informada a la gente”.

Otros 36 estados y el Distrito de Columbia ya tienen algún tipo de ley para proteger a los periodistas y sus fuentes, incluyendo California, Florida, Georgia, Pennsylvania, North Carolina y todo estado que bordea a Texas. El Congreso de Estados Unidos también está debatiendo legislación para promulgar una ley federal de libre flujo de información.

No existe actualmente protección constitucional federal ni estatal para periodistas que son llamados a declarar, a entregar sus notas o a participar de alguna manera en juicios criminales en el estado de Texas. Idealmente, la Primera Enmienda sería tal escudo, pero las cortes han quitado generalmente el entendido privilegio de la prensa de proteger a informantes anónimos. La necesidad de proteger la confidencialidad de fuentes suele ser fundamental en el trabajo de un reportero.

“La HB 670 ajusta el delicado balance entre preservar el derecho del público a saber la verdad por medio de una prensa independiente, y la capacidad del estado para hacer justicia”, dijo Ellis. “Asegura que periodistas puedan mantener sus fuentes y notas confidenciales, permitiendo a la vez a las fuerzas del orden la capacidad de adquirir el material realmente necesario. No es un escudo infranqueable, sino simplemente un privilegio limitado para que periodistas protejan la confidencialidad de sus fuentes”.

arriba