COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Abril 15, 2008
Contacto: Margaret Justus (713) 236-0306

Declaración del Senador Rodney Ellis sobre la exoneración por ADN de Thomas McGowen, e invitación a expertos en justicia penal y legisladores para dialogar en el Capitolio de Texas sobre reformas que eviten más condenas erróneas

“Ofrezco mis condolencias a Thomas McGowen por los 23 años que fue forzado a sufrir en prisión por un crimen que su ADN finalmente probó que no cometió. Felicito al Proyecto Inocencia por el importante trabajo que ha hecho para probar la inocencia del Sr. McGowen y al Fiscal de Distrito Watkins por tomar tan rápida acción en este caso.

Sería ya lo suficientemente turbador si el caso del Sr. McGowen fuera un incidente aislado, pero la desafortunada realidad es descubrir que las condenas por error ocurren cada vez con más frecuencia en un estado que ya encabeza a la nación en esta vergonzosa estadística. Esta es la exoneración 31º por ADN en Texas –más que en ningún otro estado del país. Este número de exoneraciones es una evidencia clara y convincente de que nuestro sistema de justicia en lo criminal no está funcionando, y es hora de que tomemos los pasos necesarios, hallar porqué no funciona y qué tenemos que hacer para arreglarlo. En ninguna otra esfera de la política pública uno vería tantos desastres y no pondría un panel de expertos para preguntar cómo salió todo tan mal y qué se puede aprender de esos trágicos errores para prevenir que ocurran nuevamente.

Yo he luchado por legislación para crear una comisión de la inocencia en el pasado, pero la Legislatura de Texas no ha tenido la voluntad de tomar una acción. No podemos seguir sentados con los brazos cruzados. Los tejanos merecen políticas relativas al crimen que sean inteligentes, para que confíen en que se está condenando al culpable y protegiendo al inocente. Es por eso que estoy pidiendo a los expertos en justicia en lo criminal en todo el estado y a ambos lados de la división partidista que se reúnan en el Capitolio de Texas el 8 de mayo, examinen estos trágicos casos, identifiquen en qué se falló, hagan recomendaciones para arreglarlo y prevengan estas tragedias en el futuro. Agradezco a aquellos que ya han aceptado acompañarme en este esfuerzo, y espero que los que se han resistido hasta ahora tengan un cambio de corazón.

Es hora de que los líderes de este estado se reúnan y tomen los pasos necesarios para asegurar que nuestros ciudadanos tengan un sistema de justicia en el que puedan confiar y que contenga la ecuanimidad e integridad que la justicia demanda”.

arriba