DECLARACION
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Julio 24, 2007
Contacto: Margaret Justus (713) 236-0306

Declaraciones del Senador Rodney Ellis en respuesta a recientes informes sobre la escasez de fondos para préstamos B-on-Time

“No es exactamente una sorpresa. Sabíamos al embarcarnos en la sesión legislativa que la liberalización del precio de matrículas puso los precios de la educación superior por las nubes y que nuestros programas de asistencia financiera estaban pobremente financiados. Cuando se trata de invertir en la educación superior –sea que hablemos de liberalización de matrículas o de ayudar a estudiantes de Texas y sus familias con asistencia financiera como Becas TEXAS y préstamos B-on-Time—hemos roto nuestra promesa y no asignamos fondos adecuados para brindar a estudiantes las oportunidades educativas que se han ganado. Teníamos el dinero. De hecho, teníamos un llamado superávit en esta sesión. Obviamente, tuvimos otras prioridades. La reducción de impuestos para los ricos fue prioritaria, en vez de abrir las puertas de las universidades a las familias de clase trabajadora y media en Texas.

El predecible resultado: cada vez menos familias pueden enviar sus hijos a la universidad.

Texas se enfrenta a una inminente crisis: mientras que nuestra diversa economía de alta tecnología depende de una fuerza laboral bien educada y entrenada, somos casi últimos en la nación en producir graduados universitarios. Simplemente no estamos haciendo lo que se debe para tratar esta crisis, y, a menos que el estado aumente significativamente su inversión en Becas TEXAS y controle el precio de las matrículas, más y más estudiantes se quedarán sin ir a la universidad, arriesgando aún más nuestro futuro social y económico.

Para abrir las puertas de la universidad a más jóvenes tejanos, el Senador Ellis aprobó en 1999 la legislación creadora del programa Becas TEXAS. Este provee el costo de la matrícula y gastos administrativos a estudiantes que toman el plan de estudio Avanzado o Recomendado en la escuela secundaria.

En el 2000, el primer año del programa, casi 11,000 estudiantes recibieron una Beca TEXAS para pagar la universidad; para el 2006, 161,000 estudiantes habían recibido 327,000 Becas TEXAS para ayudarles a lograr el sueño universitario. Desafortunadamente, ese éxito tendrá corta vida y las Becas TEXAS se secarán en la planta a menos que Texas tome pasos dramáticos hoy.

El Senador Ellis introdujo la medida SB 1176 esta pasada sesión para financiar totalmente el programa Becas TEXAS, y asegurar que todos los 188,000 estudiantes elegibles en Texas reciban una beca para ir a la universidad. La medida nunca recibió audiencia”.

arriba