COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Mayo 15, 2007
Contacto: Jeremy Warren (512) 463-0113

Cámara baja aprueba histórica legislación para sanciones a Sudán
SB 247 se dirige al escritorio del gobernador

AUSTIN, TX – La Cámara de Representantes aprobó hoy unánimemente una histórica legislación de los senadores Rodney Ellis (D-Houston) y Florence Shapiro (R-Plano), y el Diputado Corbin Van Arsdale (R-Houston), requiriendo a fondos estatales de pensiones cancelar sus inversiones en compañías que hacen negocios con Sudán. La legislación va ahora al escritorio del Gobernador Rick Perry para su aprobación final.

La medida, SB 247, se enfoca en la cancelación de inversiones, concentrándose en esas compañías en Sudán que tienen relaciones comerciales con el gobierno sudanés, que proveen mínimos beneficios a los necesitados y han expresado no tener una política empresarial sobre la actual situación en Sudán. El sistema de desinversión trataría de afectar al máximo al gobierno de Sudán, minimizando el daño a civiles y a las ganancias provenientes de inversiones”.

“Hoy, Texas ha tomado una fuerte e histórica posición contra el genocidio”, dijo el Senador Ellis. “Hemos enviado un mensaje al mundo de que no toleraremos obtener ganancias del genocidio. Hemos aumentado la presión económica a Sudán y dado a otros estados un modelo a seguir sobre cómo actuar localmente para afectar un tema internacional”.

La SB 247 ordena a los fondos ERS y TRS (pensiones a maestros y empleados públicos) cancelar solo las inversiones de compañías mencionadas, después de un largo período de negociación con tales compañías. La medida no incluye ningún otro fondo estatal. Solo compañías internacionales (no cualquier compañía basada en U.S.) que negocian con el gobierno de Sudán o tienen participación significativa en actividades relativas al petróleo o equipos militares dentro de Sudán son el foco de esta desinversión.

La legislación requiere a ERS y TRS cancelar inversiones en esas compañías después de un período de 15 meses de negociaciones, si esas compañías listadas no dejan de invertir en Sudán o cambian sus operaciones para no seguir beneficiando al gobierno de Sudán. La medida ordenará a la contraloría presentar una lista de compañías con las que ERS y TRS tendrán que negociar y posiblemente cancelar inversiones. Algunas de las compañías que tienen operaciones sospechosas en Sudán incluyen: Schlumberger Ltd. (Francia), Rolls-Royce Group PLC (Reino Unido), Petróleo Brasilero (Brasil), Qatar Petroleum, China Petroleum y PetroChina.

Según la Fuerza de Tarea de Desinversión en Sudán, en los cuatro años pasados, el gobierno sudanés y sus organizaciones aliadas han asesinado a más de 400,000 personas y desplazado a más de 2.5 millones en la región Darfur de Sudán. El gobierno de Estados Unidos ya ha declarado estas atrocidades como genocidio. Naciones Unidas ha descripto la crisis como “el peor desastre humanitario del mundo hoy día”.

arriba