COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Abril 3, 2007
Contacto: Jeremy Warren (512) 463-0113

Ellis: Decisión de la Corte Suprema sobre calentamiento global debe incitar a Texas a tomar acción
Ellis pide a la Legislatura aprobar legislación para reducir emisiones

AUSTIN – Citando la decisión de ayer de la Corte Suprema de EE.UU. relativa al calentamiento global, el Senador Rodney Ellis (D-Houston) urgió hoy a la Legislatura a tomar acción en la legislación que ordenaría reducir las emisiones en Texas.

Ellis pidió una pronta acción en la SB 124 -- Acta de Vehículos Limpios de Texas—, que reduciría la contaminación atmosférica producida por automóviles y camionetas, ahorraría dinero a los consumidores en gasolineras, estimularía nuestra economía y purificaría el aire de nuestro estado.

“Estoy muy contento de ver que la Corte Suprema de EE.UU., la más autoritativa, opina que la agencia federal encargada de proteger el aire que respiramos tiene la autoridad para regular el calentamiento global”, dijo Ellis. “Esta decisión es la mayor vindicación para nosotros que, en Texas y otros 12 estados, estamos cansados de esperar a Washington, y estamos, en vez, trabajando para aprobar nuestro propio plan estatal de emisión de vehículos”.

Ayer, la Corte Suprema de EE.UU. dictaminó que el Acta de Aire Puro autoriza a la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) a regular la contaminación que causa el recalentamiento de la Tierra, permitiendo a los estados adoptar programas para Vehículos Limpios que reduzcan las emisiones y por ende el calentamiento global. La propuesta SB 124 implementaría un programa de vehículos de baja emisión, consistente con el de otros estados grandes.

El Acta de Aire Puro permite a los estados elegir entre cumplir con los estándares federales de emisión vehicular o adoptar el Programa Vehículos Limpios –implementado por el estado de California y actualmente funcionando en 11 estados, incluyendo New York, Pennsylvania y Washington. Los requisitos incluyen ajustar los límites en emisiones de caños de escape y evaporación de varios contaminantes del aire, incluyendo el dióxido de carbono. Esos estados también incluyen una provisión que asegura que un cierto porcentaje de vehículos vendidos incluyan tecnología avanzada, como la de vehículos híbridos y de células de combustible, para reducir aún más las emisiones. New México, North Carolina y Maryland también están considerando adoptar el programa.

Los planes de aire puro para las áreas Dallas/Fort Worth y Houston, designadas ambas como “incumplidoras” de estándares federales de calidad del aire, han sido criticados recientemente por no requerir suficiente reducción de emisiones para cumplir con requisitos de la EPA. El Programa Vehículos Limpios es crítico para ayudar a Texas a cumplir con la ley y asegurar un aire sano para sus ciudadanos. Según NESCAUM (Asociación Aire Puro de los Estados del Nordeste), para el año 2020, el Programa Vehículos Limpios en Connecticut, New Jersey y Rhode Island reducirá las emisiones vehiculares de los contaminantes óxido nítrico y compuestos orgánicos volátiles, que forman el smog, en un 10.8% y 4.8% respectivamente. Las emisiones de contaminantes que recalientan el globo disminuirán en un 18% para el 2020.

“Texas ha sido uno de los mayores contaminadores por largo tiempo. Muchas de nuestras áreas metropolitanas son incumplidoras y están siendo penadas y multadas por el gobierno federal por no cumplir con estándares del Acta de Aire Puro”, dijo el Senador Ellis. “Esta legislación requerirá a fabricantes de vehículos vender los mismos automóviles y camionetas con emisiones limpias requeridos en otros 11 estados. Reducirá la contaminación del aire en Texas en decenas de miles de toneladas por año y nos ahorrará dinero en la gasolinera”.

Los vehículos con reducción de emisiones causantes del calentamiento global ahorrarán dinero a los consumidores en la gasolinera. A precios actuales de gasolina, los que adquieren los nuevos vehículos ahorrarán $2,520 en diez años, y los que adquieren las nuevas camionetas livianas ahorrarán $2,706. Una encuesta del 2002 encargada por el grupo Public Citizen halló que el 79% de los tejanos apoyan (y el 54% apoya firmemente) ordenar que los nuevos automóviles y camionetas reduzcan las emisiones. “Conocemos el problema, conocemos su extensión, y sabemos qué cambios de normas se necesitan hacer para reducir el impacto del calentamiento global en Texas”, dijo Ellis. “Hemos hablado lo suficiente, es hora de tomar acción. No podemos seguir cruzados de brazos, sin hacer nada”.

arriba