COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Febrero 22, 2007
Contacto: Jeremy Warren (512) 463-0113

Declaraciones del Senador Ellis en la reunión del Consejo Asesor de Texas Southern University

AUSTIN – El Senador Rodney Ellis (D-Houston) hizo las siguientes declaraciones en la reunión del Consejo Asesor de Texas Southern University:

“Buenas tardes. Quiero agradecer a la junta asesora por invitarme aquí hoy, y al Gobernador Perry por crear esta junta para el tratamiento de este importante tema. Sé que todos aquí en esta sala están dedicados a buscar la mejor manera de ayudar a Texas Southern University a convertirse en una institución más sólida y estable para todos los tejanos.

Como orgulloso ex alumno de TSU, es un honor representar a sus estudiantes, profesorado e intereses en el Senado de Texas. Estoy orgulloso de esta universidad –los desafíos que ha superado y los triunfos que ha logrado, y yo sé que, juntos, podemos hallar la manera de asegurar que la TSU que amamos esté en mejor posición para triunfar en su misión como institución independiente de enseñanza superior.

Como colaborador de TSU, creo que es importante que no tratemos de embellecer los hechos –sí, la universidad ha tenido serios problemas. Durante años, la Junta de Regentes ha fracasado en erradicar estos problemas, y, en los casos más recientes, es, podría decirse, la causa directa de los temas en discusión. No hay excusa que valga en cuanto a algunas decisiones hechas por la Junta de Regentes y el ex presidente, y deben ser considerados responsables.

Así como ellos deben ser considerados responsables por las decisiones que han tomado, que han afectado negativamente a los estudiantes y la universidad, debemos considerarnos responsables por los acuerdos que hemos hecho. En el 2000, el Gobernador Bush firmó el Plan Prioritario de la Oficina de Derechos Humanos (OCR), que fue luego aprobado por la Oficina de Derechos Humanos del Departamento de Educación de EE.UU. Ese acuerdo fue el modelo para un cambio en TSU y Prairie View, para erradicar la discriminación pasada y fortalecer esas universidades de cara al nuevo milenio. Establecía lineamientos específicos para ser cumplidos por cada institución, y mandatos específicos para el Estado de Texas.

Irónicamente, a pesar la mala administración del ex presidente y la junta, la universidad ha logrado un progreso tremendo en el cumplimiento de las obligaciones del acuerdo. Desde el 2000, TSU ha:

El compromiso de OCR era un camino de dos manos. Es un contrato vinculante, así que, al movernos hacia delante, recordemos las promesas que hicimos. Todos coincidimos en que Texas Southern University ha dado un gran paso adelante, a pesar de los errores y mala administración de la junta establecida. Aseguremos de no tirar las frutas frescas junto con las podridas al continuar este debate.

Para concluir, es un aliciente que la función de este panel se enfoque especialmente en tratar y reformar la administración de esta universidad. Sean cual fueren los fracasos administrativos que deben tratarse, que no se perjudique a los estudiantes y la misión general de esta universidad.

Urjo a este panel que continúe sus esfuerzos para tratar y reformar la administración de la Texas Southern University, y, de la misma manera, urjo a este panel respetar el compromiso hecho a los estudiantes y al profesorado de esta institución”.

arriba