COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
19 de mayo, 2005
Contacto: Jeremy Warren (512) 463-0113

Pagarán más por menos
Demócratas del Senado y Cámara de Representantes piden a comités conferencias defender a estudiantes, no a los propietarios ricos y compañías de seguro

AUSTIN – Líderes demócratas del Senado y la Cámara de Representantes urgieron hoy a los comités conferencias legislativos sobre financiamiento a la educación e impuestos hacer lo justo y asignar más fondos a las escuelas de nuestros niños.

Al iniciarse la sesión, una encuesta de Texas halló que cuatro de cinco tejanos (80%) quieren que el estado invierta más dinero en la educación pública. Desafortunadamente, el deseo de los tejanos ha sido ignorado en el debate. Los comités conferencias del Senado y Cámara de Representantes están debatiendo planes que aumentan los impuestos a la gran mayoría de tejanos, otorgan altos recortes de impuestos a los tejanos más ricos y las compañías de seguros, y prácticamente no asignan nuevos fondos a las escuelas de Texas.

“Nuestro mensaje hoy es muy claro”, dijo el Diputado Jim Dunnam, líder demócrata en la cámara baja. “Queremos que los miembros del comité para la HB 2 y la HB 3 hagan lo correcto por las familias de Texas y den prioridad a la educación de los niños de Texas en vez de recortes de impuestos masivos para los tejanos más ricos. Queremos más fondos para la educación pública. En la Cámara de Representantes, ofrecimos un plan que daría a propietarios mayores recortes de impuestos y pondría $2 billones más en las escuelas, pero la dirigencia forzó a los miembros republicanos reacios a rechazarlo”.

“Los impuestos a la propiedad bajan unos pocos centavos”, dijo el Senador Eliot Shapleigh (D-El Paso). “Los impuestos de venta, vehículos, cerveza y negocios se van para arriba. Con los cambios, el 10% más rico recibe recortes de impuestos; el 90% restante recibe aumentos de impuestos. Y los escolares de Texas reciben un ‘se los debo’”.

En lo que se refiere a impuestos, de los $7 a $11 billones de impuestos en los dos planes impositivos republicanos, sólo los tejanos que ganan más de $100,000 al año verían ahorros significativos en sus impuestos; los demás se enfrentarían a uno de los mayores aumentos de impuestos en la historia de Texas. En cuanto a la educación, después de considerar inflación y crecimiento en la matriculación, no se invertiría prácticamente nada en las escuelas. Peor aún, ninguno de los planes de educación republicanos restituiría el recorte de $3 billones a la educación pública estatal hecho en la pasada sesión.

“Después de todo lo hablado sobre equidad y ‘reforma’, lo que tenemos son dos medidas que reducirán los impuestos de los tejanos más ricos y aumentarán la brecha entre distritos escolares pobres y ricos”, dijo el Senador Gonzalo Barrientos (D-Austin). “La ironía es que ¡estamos pidiendo a los tejanos pobres y de clase media que paguen por ello! Yo creo que la mayoría de los tejanos no se puede dar el lujo de más ‘reformas’ republicanas”.

“La insistencia de estos líderes en dar prioridad a los recortes de impuestos a los ricos en vez de invertir recursos en nuestras escuelas va en contra del deseo de la mayoría de los tejanos”, dijo el Diputado Garnet Coleman (D-Houston). “La gente nos asignó una tarea: aumentar el apoyo estatal a las escuelas públicas. En vez de eso, los líderes republicanos han recortado programas que ayudan a estudiantes y escuelas con las mayores necesidades, preparándolas para el fracaso, para poder así entregarlas a administradores privados a los que sólo les interesa obtener ganancias a costa de nuestros niños”.

El plan impositivo de los republicanos de la Cámara de Representantes impone nuevos impuestos que castigarían a los tejanos de clase media, eliminarían empleos y penalizarían a los dueños de pequeños negocios. Los republicanos de esa cámara baja ya han votado para gravar los ingresos netos, los empleos, los sueldos, la compensación, el capital, ganancias, agua envasada, publicidad en carteles, reparación de vehículos, lavado de vehículos, cigarrillos y comida chatarra, solo por nombrar algunos. El plan del Senado, aunque no es tan radical, aumenta el impuesto de venta a los tejanos –ya uno de los más altos en el país—de 6.25% a 6.75%, e impone un nuevo impuesto a la cerveza, vino y licor.

El centro de ambos planes republicanos de impuestos es una provisión de ‘elija su veneno’ que devastaría a los propietarios de pequeños negocios en el estado y ha sido considerada un símil de impuesto a los ingresos por grupos a ambos lados del espectro político. Según la más reciente nota de equidad impositiva, bajo el plan impositivo republicano de la Cámara de Representantes, los sectores de finanzas, seguros y bienes raíces son los que obtendrían mayores beneficios: $953,200,000 o un 12.2% de recortes de impuestos.

“Bajo los planes del Senado y la Cámara de Representantes, la gran mayoría de los tejanos terminarán pagando más por menos”, dijo el Senador Rodney Ellis (D-Houston). “Bajamos los impuestos de gente que vive en casas grandes y lujosas como yo, aumentamos los impuestos a todos los demás, y no invertimos fondos reales en las escuelas. Pasamos de ‘Robin Hood’ a robar a todos, y, al final, nuestros niños no verán un centavo en nuevos fondos”.

“La medida impositiva republicana de $11 billones no va a enseñar a un niño más a leer, no va a construir ni un aula nueva ni pagar a un maestro capacitado más”, dijo el Diputado Pete P. Gallego (D-Alpine).

Los líderes de la cámara baja observaron que el plan impositivo HB3 aprobado por esa cámara haría el impuesto de ventas de Texas el más alto del país, mientras que la HB2 ó plan educativo ganó la oposición de educadores porque sus mandatos no financiados, junto a fondos inadecuados, atarían las manos de los distritos escolares locales.

Los legisladores dijeron que el rechazo a las propuestas para otorgar más recursos a las escuelas, junto a la insistencia en premiar a los ricos con un recorte neto de impuestos, muestra claramente que la gran mayoría de los tejanos han sido dejados fuera de un proceso que sólo atiende a unos pocos selectos, como lo pone en evidencia la composición de los comités conferencia.

“La dirigencia ha puesto a ‘Robin Hood’ patas arriba”, dijo el Senador Mario Gallegos (D-Houston). “Mi gente, la gente que yo represento, que vive de cheque a cheque, será ahora forzadas a pagar más, para que las familias ricas puedan pagar menos. Le están pidiendo a las familias que luchan para subsistir, que viven literalmente con lo básico, a ajustarse más el cinturón. Quieren poner la carga en los sub-empleados, los desempleados, y aquellos a los que ya le cortaron el seguro médico a sus hijos, para que los ejecutivos del centro puedan recibir un recorte de impuestos. De donde yo vengo, eso es un error total”.

“Bajo los planes de la dirigencia republicana, la gente que yo represento pagará la parte de impuestos que le corresponde a otra persona y pagará más para ayudar a que las escuelas más ricas se hagan más ricas todavía”, dijo la Diputada Senfronia Thompson (D-Houston). “Deberían estar avergonzados de robar a nuestros escolares para dar recortes de impuestos a los ricos y a las compañías de seguros”.

arriba