COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
27 de abril, 2005
Contacto: Jeremy Warren (512) 463-0113

Senado vota por aumentar compensación a los encarcelados por error

AUSTIN – El Senado de Texas aprobó hoy finalmente una legislación del Senador Rodney Ellis (D-Houston) para aumentar la compensación a los tejanos que han sido encarcelados erróneamente. La legislación debe ahora ser considerada por la Cámara de Representantes.

El Proyecto de Ley Senatorial (SB) 440 duplicaría la compensación a los encarcelados por error: de $25,0000 a $50,000 anuales. La legislación también aumentaría a $100,000 anuales la compensación a tejanos que fueron sentenciados a muerte por error. La medida cumple con legislación federal relativa a la compensación a aquellas personas encarceladas erróneamente. En el año 2004, el Presidente George W. Bush firmó el Acta Federal de Justicia para Todos, disponiendo una compensación de $50,000 por año pasado en la cárcel y $100,000 anuales para aquellos que fueron sentenciados a muerte.

“Cuando una persona inocente es enviada a la cárcel, no se le roba solo su libertad, se le roba su futuro”, dijo Ellis. “La medida SB 440 es un pequeño pago por el futuro de los tejanos cuyas vidas fueron casi destruidas por una injusticia”.

En el 2001, la legislatura aprobó la SB 536, una legislación de Ellis para dar a víctimas dos opciones al solicitar compensación. La primera permite a una persona encarcelada erróneamente solicitar compensación en la Contraloría. La persona tendría derecho a hasta $25,000 por año que pasó en la cárcel por error, si la persona presenta ante la Contraloría la prueba de encarcelamiento y el perdón o fallo judicial absolviéndola del crimen.

La medida SB 440 recibió un empuje con el testimonio en comité de Anthony Robinson. Robinson pasó más de 10 años en una cárcel de Texas por una violación que no cometió. Arrestado en 1986, Robinson fue sentenciado a 27 años en prisión. En 1996 obtuvo la libertad condicional, pero pasó los próximos cinco años tratando de limpiar su nombre. Trabajó en empleos de bajo pago para lograr juntar los $1,800 necesarios para pagar su propio examen de ADN. En el 2000, recibió la evidencia de ADN que necesitaba y recibió el perdón del Gobernador George W. Bush. Desde entonces, Robinson se graduó en la Facultad de Abogacía Thurgood Marshall de la Universidad Texas Southern, y hoy vive y practica abogacía en Houston.

“No le podemos devolver a personas como Anthony Robinson o Josiah Sutton los años que pasaron en prisión”, dijo Ellis. “Pero podemos compensarlos por el error y darles el apoyo que necesitan para reconstruir sus vidas”.

arriba