COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
4 de abril, 2005
Contacto: Jeremy Warren (512) 463-0113

Senado aprueba legislación de Ellis para simplificar proceso de compensación a los encarcelados por error

AUSTIN – Con un voto de 27 a 4, el Senado de Texas aprobó hoy una legislación del Senador Rodney Ellis (D-Houston) para simplificar el proceso de otorgar compensación a aquellos tejanos que han sido encarcelados erróneamente. La legislación irá ahora a consideración de la Cámara de Representantes.

El Proyecto de Ley Senatorial (SB) 87 eliminaría una provisión onerosa y problemática de la ley que hoy regla la compensación a individuos encarcelados por error. La legislación eliminaría el requisito que dispone que aquellos que solicitan compensación obtengan una carta de certificación de inocencia por el fiscal de distrito del condado que maneja el caso. Texas es el único estado con tal requisito.

“Los tejanos que han sido encarcelados por error no deberían tener que sortear más barreras para recibir la compensación que merecen”, dijo Ellis. “No deberíamos agregar insulto a la injusticia”.

En el 2001, la legislatura aprobó la medida SB 536, una legislación de Ellis que da a las víctimas dos opciones al solicitar compensación. La primera permite que la persona que ha sido culpada erróneamente solicite su compensación ante la Contraloría. La persona condenada erróneamente tiene derecho a hasta $25,000 por cada año que pasó en prisión, si la persona presenta ante la Contraloría la prueba de encarcelamiento, y el perdón o decisión judicial que la exime del crimen. En el 2003, sin embargo, se agregó un texto requiriendo al convicto obtener una carta certificando su inocencia, del fiscal de distrito que lo enjuició. En Texas hubo varios casos en que fiscales se rehusaron a extender tal certificación.

La medida SB 87 recibió impulso en comité por el testimonio de Josiah Sutton y Anthony Robinson, dos tejanos que pasaron años en prisión por crímenes que no cometieron. Arrestado en 1998 a los 16 años por violación, el Sr. Sutton fue culpado y sentenciado a 25 años en el sistema penitenciario de Texas. En el 2003, evidencia de ADN exoneró a Sutton, pero la burocracia y reglas rebuscadas le impidieron recibir la compensación que se le debe según ley del 2001.

El Sr. Robinson pasó 10 años en cárceles de Texas por una violación que no cometió. Arrestado en 1986, Robinson fue sentenciado a 27 años de prisión. En 1996, obtuvo la libertad pero pasó los próximos cinco años trabajando para limpiar su nombre. Se empleó en trabajos meniales para juntar los $1,800 que necesitaba para financiar su propio examen de ADN. En el 2000, recibió la evidencia de ADN que necesitaba y recibió el perdón del Gobernador George W. Bush. Desde entonces, Robinson se graduó en la Facultad de Abogacía Thurgood Marshall de Texas Southern University, y es ahora un abogado trabajando en Houston.

“Estoy muy contento que el Senado se manifestó para eliminar las complicaciones burocráticas para aquellos con los que el estado ha actuado injustamente”, dijo Ellis. “La provisión de la carta del fiscal es una carga innecesaria que amenaza cerrar la puerta a los encarcelados por error. Era una equivocación y la eliminamos”.

arriba