COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
9 de marzo, 2005
Contacto: Ben Hallmark/Brandon Dudley
(512) 463-0113

Coleman y Ellis introducen legislación para proveer vital financiamiento a Texas Southern University
Medidas financiarían un centro universitario de múltiples propósitos, edificio de artes y escuela tecnológica

AUSTIN – El Diputado Garnet Coleman (D-Houston) y el Senador Rodney Ellis (D-Houston) introdujeron hoy una legislación para proporcionar un financiamiento vital a proyectos de la universidad Texas Southern.

La legislación –HB 2291 y SB 1110—autorizaría hasta 109,560,000 dólares en bonos de ingreso de matrículas a Texas Southern University, para ayudar a financiar mejoras en el campo universitario y adquirir instalaciones adicionales. Los bonos de ingreso de matrículas ayudan a instituciones educativas de Texas a construir nuevos edificios, renovar las instalaciones existentes y mejorar la infraestructura de la institución. De ser aprobadas, las HB 2291 y la SB 1110 financiarían un edificio de artes, renovaciones a un edificio para la escuela tecnológica, renovaciones a la Biblioteca Robert J. Terry, el desarrollo de un centro universitario de múltiples propósitos y otras mejoras necesarias a instalaciones de la universidad.

“Con nuestra ayuda, Texas Southern University puede construir las instalaciones de primer nivel necesarias para educar a la próxima generación de líderes afroamericanos”, dijo Coleman.

“Una universidad de primer nivel debe tener los recursos para construir y modernizar sus instalaciones y atraer así a buenos estudiantes”, dijo Ellis. “Esta legislación de importancia tan vital ayudará a Texas Southern University a hacer muy necesarias mejoras y expandir la presencia de la universidad en Houston y todo Texas”.

Además, el Diputado Coleman y el Senador Ellis están luchando por restituir los fondos recortados a Texas Southern University (TSU) y a la universidad A&M en Prairie View (PVAMU). En el 2001, Coleman y Ellis aseguraron 50 millones de dólares para TSU y PVAMU, para que Texas mantuviera su compromiso con la Oficina de Derechos Civiles de EE.UU. y para compensar por la pasada discriminación en el financiamiento. Desafortunadamente, en el 2003, la Legislatura rompió su compromiso, reduciendo el financiamiento en un 13% ó $21 millones anuales. Coleman y Ellis están trabajando para financiar a TSU y PVAMU en $25 millones por bienio y reestablecer lo recortado en el 2003.

“Texas Southern University y A&M-Prairie View son seminales instituciones de aprendizaje para afroamericanos en Texas”, dijo Coleman. “Que estas universidades de importancia cultural e histórica hayan sido discriminadas en el pasado ya está muy mal. Que ahora algunos quieran negar a estas instituciones los fondos que se les destinaron en un acuerdo federal de derechos civiles es reprensible. Voy a hacer todo lo que está en mi poder para preservar y promover estas importantes instituciones de aprendizaje”.

“El estado de Texas prometió a la Corte y a la gente de Texas que compensaría por la discriminación pasada”, dijo Ellis. “Hace solo dos años, el estado rompió con su palabra. El Diputado Coleman y yo estamos trabajando para asegurar que este asunto sea resuelto, y resuelto rápidamente. Este pagaré no será invalidado por fondos insuficientes”.

arriba