COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
1º de marzo, 2005
Contacto: Jeremy Warren
(512) 463-0113

Ellis elogia decisión de la Corte Suprema sobre sentencia de muerte a delincuentes juveniles

AUSTIN – El Senador Rodney Ellis (D-Houston) elogió hoy la decisión (por 5 a 4) de la Corte Suprema de EE.UU. que declaró ilegal la pena de muerte para criminales menores de edad, y urgió a la legislatura a prepararse por si es necesario aprobar legislación para que Texas cumpla con el fallo.

“Es una satisfacción que la Corte Suprema de EE.UU. haya tomado este significativo e importante paso hacia la justicia”, dijo Ellis. “Hasta hoy, los Estados Unidos estaban solos en la ejecución de criminales menores de edad, y Texas está al frente. El sistema de justicia en lo criminal de Texas ha tenido por demasiado tiempo la mentalidad del ‘mátenlos y ya’. Este fallo reducirá un poco el salvajismo del oeste salvaje”.

“En respeto a políticas públicas y valores morales básicos, el Estado de Texas no debería ejecutar delincuentes que no han llegado al desarrollo total como miembros de nuestra sociedad”, dijo el Diputado Garnet Coleman (D-Houston). “Considerando los problemas que hemos tenido con la pena de muerte en este estado, creo que deberíamos disponer una moratoria temporal”.

La corte, en el caso Roper versus Simmons, dictaminó que sentenciar a muerte a menores de edad es “castigo cruel e inusual” y, por lo tanto, en violación de la Octava Enmienda. La mayoría declaró que:

“Las diferencias entre criminales juveniles y adultos son muy marcadas y aceptadas como para arriesgar el permitir que una persona menor de edad reciba la pena de muerte a pesar de insuficiente culpabilidad. Existe la inaceptable posibilidad de que la brutalidad o sangre fría de un crimen en particular pese más que los argumentos mitigantes basados en la edad, aún cuando la inmadurez, vulnerabilidad y falta de real perversión del menor debería requerir una sentencia menor a la pena de muerte. En ciertos casos, la juventud del delincuente podría aún contarse en su contra”.

SB 226 pondría a Texas en cumplimiento con la decisión de la corte, prohibiendo la sentencia a pena de muerte para personas menores de 18 años en el momento del crimen. El Senador Ellis ha abogado largo tiempo por esta reforma al sistema de justicia en lo criminal, introduciendo la legislación SB 218 en el 2003.

Texas ha sido el estado líder en cuando a sentenciar –y ejecutar—la pena de muerte para delincuentes juveniles. Desde que fue reinstituida la pena de muerte en 1972, Texas ha llevado a cabo 13 de las 22 ejecuciones de menores, casi el 60% de todas las ejecuciones en América. Hay actualmente 29 prisioneros esperando la muerte que eran menores cuando fueron sentenciados. Según la organización Amnistía Internacional, China, la República Democrática del Congo, Irán, Nigeria, Pakistán, Arabia Saudita y los Estados Unidos son los únicos países que han ejecutado a menores desde 1990, sin embargo, cada una de esas naciones ha abolido la pena capital para menores o repudiado públicamente su práctica.

“Simplemente, no podemos ignorar a la Corte Suprema en esto”, dijo Ellis. “Hace tres años, la Corte decidió que ejecutar a personas con retraso mental es inconstitucional, aún así aquí en Texas seguimos debatiéndolo. No hay lugar para seguir discutiendo este tema, así que espero que tomemos acción rápidamente”.

"La decisión de hoy de la Corte Suprema de EE.UU. es una victoria para la justicia y el humanismo", dijo Michael Lowenberg, presidente de Texas Appleseed, un centro sin fines de lucro para leyes de interés público que promovió la aprobación del Acta de Defensa Justa en Texas.

"Ejecutar a menores solo agrava el fracaso de nuestra sociedad en proveer a nuestros ciudadanos jóvenes esas cosas intangibles que cultivan una consciencia social saludable y un lugar respetado en nuestra comunidad. La decisión de hoy marca un hito en el proceso de madurez de un sistema judicial más equitativo. Aplaudo a la corte por demostrar sabiduría y madurez al ejercer compasión donde es debido".

arriba