COMUNICADO DE PRENSA
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
7 de enero, 2004
Contacto: Mike Lavigne
(512) 463-0113

Funcionarios estatales y defensores de derechos civiles piden a Texas A&M corregir sus normas de admisión

AUSTIN, TX – Los senadores Rodney Ellis y Gonzalo Barrientos, acompañados por la Diputada Estatal Dawnna Dukes, y las organizaciones NAACP, LULAC, MALDEF y el proyecto Derechos Civiles de Texas ofrecerán una conferencia de prensa hoy miércoles, enfocada en la situación de admisiones en la Universidad Texas A&M.

El diario Houston Chronicle informó recientemente que Texas A&M se niega a considerar la raza como criterio de admisión, teniendo a la vez el programa más activo de admisión de legado o descendencia en Texas.

“Continuar el Programa de Legado en A&M pero no considerar la raza como criterio de admisión, para mí daña aún más la imagen de esta gran institución, en un momento en que necesita esforzarse por atraer estudiantes minoritarios”, dijo el Senador Gonzalo Barrientos.

También se ofrecieron conferencias de prensa similares con funcionarios electos y defensores de derechos civiles en Houston y San Antonio. Los participantes en las mismas señalaron la discrepancia en la admisión de minorías y anglos en Texas A&M, así como la brecha entre la admisión de minorías y la de descendientes.

“Más estudiantes fueron admitidos porque mamá o papá asistieron a A&M que el total de afroamericanos admitido”, dijo Gary Bledsoe, Presidente de NAACP. “El programa de legado de Texas A&M es inherentemente discriminatorio hacia minorías, y basado en absolutamente nada que se acerque al mérito”.

Texas A&M admitió 358 estudiantes el año pasado por medio de su programa de legado. De ellos, sólo seis son afroamericanos y 27 hispanos.

“Los programas de admisión por legado no solo dañan a minorías que buscan educarse”, explicó el Senador Ellis, “este programa también es malo para blancos cuyos padres no son Aggies”.

Las tres conferencias de prensa en Texas se enfocaron en un único tema: Texas A&M debe cambiar sus normas de admisión si realmente desea corregir su brecha en minorías.

“Como ex-estudiante de Texas A&M, estoy realmente desilusionada con la universidad por haber creado una política de admisiones en contradicción con su declarada meta de buscar mejorar la admisión de minorías”, dijo la Diputada Dawnna Dukes. “Crear becas para estudiantes minoritarios en desventaja y en su primer generación, mientras se da preferencia a estudiantes con ventajas y de segunda y tercer generación, es contradictorio con una política equitativa. Un intento esforzado por inscribir a solicitantes históricamente en desventaja no se logra dando ventaja a solicitantes que han tenido ventajas históricamente. Una política de admisión como esa no puede de ninguna manera aumentar la inscripción de estudiantes minoritarios”.

arriba