Senadora Jane Nelson
P.O. Box 12068, State Capitol
Austin, Texas 78711
Tel. (817) 424-3446
Fax (512) 463-0923

COLUMNA DE OPINION
DE DIFUSION INMEDIATA

Abril 30, 2014
Contacto: Megan Hanson
(512) 463-0112

Promover la difusión de salud mental en Texas

Mayo es el Mes de Difusión de la Salud Mental, y llega en un momento de gran transición en cuanto a cómo tratamos uno de los temas más desafiantes que enfrenta nuestro estado.

La salud mental es un tema legislativo complejo. Los niveles de necesidad varían de paciente a paciente. No todo el que tiene un problema reconoce que necesita ayuda. Los que lo hacen, suelen no continuar el tratamiento que necesitan. Hay involucrados temas de derechos civiles. Y los problemas de salud mental se presentan en diferentes circunstancias, muchas veces durante crisis.

Podemos tratar a personas con temas de salud mental de una manera entre varias. La manera más eficiente, efectiva en su costo y humana de tratar las enfermedades mentales es en clínicas. Desafortunadamente, el mayor proveedor de atención de salud mental en Texas es nuestro sistema de justicia en lo criminal, ya que muchos que necesitan ayuda la hallan por primera vez en la cárcel. Muy a menudo terminamos brindando tratamiento de salud mental en salas de emergencia. Y, lamentablemente, continuamos descubriendo demasiado tarde gente que necesita servicios de salud mental, cuando la tragedia ya ha ocurrido.

En la pasada sesión, la Legislatura de Texas tomó pasos significativos para asegurar que la gente sea tratada en un lugar apropiado y evitar tragedias al aumentar el financiamiento para salud mental y drogadicción en $298 millones, una de las mayores inversiones en la historia del estado.

Como conservadora en lo fiscal, fue importante para mí que estos fondos fueran a programas donde podemos medir el efecto de nuestra inversión. Ya estamos viendo resultados. Hemos bajado de listas de espera 5,000 tejanos que necesitaban servicios basados en la comunidad. Esto es muy importante porque las personas que reconocen que tienen una enfermedad mental y están dispuestas a recibir tratamiento ya han ganado la mitad de la batalla. Debemos asegurar que estas personas reciban atención, y estamos trabajando para eliminar todas las listas de espera.

También seguimos brindando servicios de salud mental a nuestros veteranos, incluyendo un programa que me enorgullezco de haber creado en el 2009: la consejería de pares. Solo el año pasado, más de 600 veteranos voluntarios entrenados reportaron más de 53,000 interacciones con sus pares.

Brindando subsidios a comunidades locales, hacemos que ellas resuelvan sus problemas específicos de salud mental con nuevas e innovadoras maneras. En el Condado Tarrant, por ejemplo, la autoridad local de salud mental está creando un programa para adolescentes con graves enfermedades mentales que se encuentran en crisis. Ellos brindan alojamiento de apoyo a los pacientes más necesitados, porque es muy difícil para una persona enfocarse en su recuperación si está preocupada por mantener un techo sobre su cabeza.

Texas también se está enfocando en la intervención temprana, lanzando este mes una campaña de difusión de la salud mental. La campaña trata de incrementar el conocimiento de las enfermedades mentales y abuso de drogas entre adolescentes y adultos jóvenes, demistificando la enfermedad mental y equipando a la gente para reconocer indicios de problemas mentales y drogadicción. Otra iniciativa en nuestras escuelas entrenará a maestros y otros a trabajar de cerca con adultos jóvenes para reconocer a aquellos que pudieran necesitar ayuda y conectarlos con recursos sociales.

Estos son todos pasos positivos, pero en los próximos meses es importante que continuemos asegurando que nuestra inversión esté logrando los resultados intentados. Debemos financiar soluciones --no problemas. Un área que necesita ser reforzada en nuestro avance es la prevención. Cuanto más podamos hacer para prevenir que los que necesitan ayuda se caigan en un pozo, más efectivamente podremos evitar que personas con enfermedades mentales terminen en nuestras cárceles y salas de emergencia. Mayor serán sus oportunidades de recuperación. Y menos leeremos sobre tragedias que se podían evitar.

Pero para poder prevenir las enfermedades mentales debemos trabajar todos juntos. Debemos aprender a tratar las enfermedades mentales como cualquier otra condición médica, y reducir el estigma tan extendido hoy. Asegurando que cada padre, maestro, familiar y amigo sepa cómo ayudar a una persona con problemas mentales, podemos ayudar a asegurar que esa persona no solo sepa que hay ayuda disponible, sino que esté lista para aceptar los servicios que necesita.


La Senadora Jane Nelson representa al Distrito 12, incluyendo partes de los condados Tarrant y Denton. Ella preside el Comité Senatorial de Salud y Servicios Sociales.

arriba