Senadora Jane Nelson
P.O. Box 12068, State Capitol
Austin, Texas 78711
Tel. (817) 424-3446
Fax (512) 463-0923

COLUMNA DE OPINION
DE DIFUSION INMEDIATA

Agosto 24, 2012
Contacto: Addie Smith
(512) 463-0112

Gracias a los maestros de Texas

En la membresía del Senado de Texas hay una mezcla de antecedentes y experiencias. Hay representadas entre ellos doce profesiones, incluyendo diez abogados, un bombero, varios dueños de negocios y un médico. Al reunirnos para la próxima sesión en enero, puedo decir orgullosamente que mi profesión es ex maestra de escuela pública.

En todo el estado, aproximadamente cinco millones de estudiantes tejanos se están preparando para el nuevo año escolar. Casi 330,000 maestros están muy ocupados preparándose para su llegada. Tienen que surtir las aulas de útiles, colgar paneles de anuncios y crear planes de lecciones, yo entiendo lo que significa el trabajo preparatorio. Mientras los estudiantes terminan sus compras para el año escolar, muchos maestros usan su propio dinero para crear el mejor ambiente de aprendizaje para sus estudiantes.

Como abuela de niños en escuelas públicas, tengo siempre presente que estamos bendecidos con maestros maravillosos que tienen la capacidad de inspirar a mentes jóvenes y ayudarlos a alcanzar su mayor potencial. Admito que soy subjetiva. Dos de mis hijas son maestras, como lo son mis dos yernos. Todos los años espero con ansiedad ayudarlos a preparar sus aulas porque me recuerda la alegría y anticipación que viven los maestros cuando empiezan las clases.

También me permite pasar tiempo con nuestros maestros en un ambiente relajado. Hablar con ellos sobre sus metas y desafíos renueva mi respeto y admiración hacia aquellos que se han dedicado a educar a nuestros niños. Los maestros de Texas representan la columna vertebral de nuestro sistema educativo --y no podemos subestimar el gran trabajo que hacen.

Sus responsabilidades son mucho mayores que el contenido de cualquier libro de texto. Los educadores deben ser tanto disciplinarios como diplomáticos. No es fácil sentarse con los padres y decirles que su hijo está rezagado. Mantener el orden es un desafío enorme. Y las lecciones impartidas en esas aulas permanecen con los chicos para siempre. De hecho, muchas veces señalo ante mis colegas senadores lo que solía decir a mis alumnos: si dos personas hablan a la vez, quiere decir que alguien no está escuchando.

Los maestros ayudan a dar forma a las futuras metas de la próxima generación de tejanos. E infunden los valores que sirven a los estudiantes por toda una vida.

Yo le pido a la comunidad que tome un momento para reflexionar sobre los maravillosos maestros de nuestra comunidad. Texas Norte está bendecida con algunos de los mejores distritos escolares del estado. Nuestros estudiantes rinden consistentemente a niveles más altos que en otras partes del estado.

Mi madre me enseñó las lecciones más importantes de la vida. Ella me dijo que la educación es más valiosa que el oro. Nunca pierde su valor. Y nadie nunca te la podrá quitar.

Este es un momento crítico para la educación pública en Texas, y vamos a enfrentar desafíos cuando la Legislatura se reúna en enero. Fue un honor ser nombrada recientemente para el Comité Conjunto para el Estudio del Financiamiento a la Educación, que ya se ha reunido dos veces en busca de reformar nuestro sistema educativo.

Pero debemos recordar que los padres y maestros tienen el mayor potencial de afectar la vida de un niño. Cuando las familias y los educadores trabajan juntos, las posibilidades son ilimitadas.

Para guiar a los estudiantes de Texas por un camino de éxitos, necesitamos que los padres se involucren. Debemos apoyar a nuestros maestros, ayudarlos a restituir la disciplina en las aulas y que se respeten su autoridad y criterio. Más importante aún, necesitamos que nuestros estudiantes aprendan que el éxito hay que ganárselo.

Quiero desear afectuosamente a todos nuestros maestros un feliz comienzo de clases --y agradecerles su comprometido servicio a los niños de nuestra comunidad.

arriba