Noticias del Senado de Texas
Noticias | Archivos | Video en Vivo | Archivos Video | Radio
Agosto 24, 2010    (512) 463-0300

Comité senatorial examina reorganización de fuerzas militares en Texas

EL PASO - Al reorganizar el gobierno federal las fuerzas militares en todo el país, el Comité Senatorial de Asuntos de Veteranos e Instalaciones Militares trabaja para reducir todo impacto negativo en ciudades de Texas y asegurar que esas instalaciones militares en expansión tengan los servicios que necesitan.

El Paso, donde tuvo lugar la audiencia de hoy, es un ejemplo de cómo está cambiando el sector militar. Tres instalaciones militares: la Estación Naval Ingleside, la Base Brooks City en San Antonio y la Planta de Municiones del Ejército Lone Star están planeadas para ser cerradas, mientras que El Paso recibirá la adición de otras funciones militares.

Richard Dayoub, presidente y CEO de la Cámara de Comercio de El Paso, dijo al comité que la asociación entre empresas, funcionarios de gobierno y militares ha ayudado a proteger los empleos militares en el área de El Paso. El impacto del Fuerte Bliss en El Paso, dijo Dayoub, es equivalente a cuatro plantas Toyota, como la recientemente construida en San Antonio.

La expansión local produce desafíos en las áreas de vivienda y atención médica para las familias de militares. Dayoub también mencionó que la preocupación por la violencia en México se está convirtiendo en un problema para la policía local, al tratar de mantener a El Paso en su segundo lugar entre las ciudades más seguras de América.

Vialidad es otro tema importantísimo, ya que la creciente población necesita más caminos construidos en momentos en que el gobierno tiene muy pocos fondos para hacerlo. El Senador Eliot Shapleigh de El Paso dijo: “TxDOT [Departamento de Transportación de Texas] se encuentra en quiebra”. El Senador Jeff Wentworth de San Antonio describió el problema político actual de aprobar nuevos impuestos para carreteras, urgiendo a la Cámara de Representantes a introducir una enmienda constitucional que permita aumentar el impuesto a combustibles, para que el Gobernador Rick Perry no pueda vetarla.

Matthew McElroy, director de Planificación en la Ciudad de El Paso, dijo al comité que el Fuerte Bliss atraerá más de 55 mil nuevos residentes a la región en los próximos años. Al agregarse al crecimiento normal, esto significa que el índice de crecimiento local se triplicará, sobrecargando los servicios locales y la disponibilidad de viviendas.

Don Jakeway, presidente y CEO de la Base Brooks City, informó al comité sobre la continua reorganización de la base en San Antonio. Jakeway señaló que está planeado que el personal militar final deje Brooks para septiembre del próximo año, adoptando un plan de transición: de la Fuerza Aérea que deja la instalación hacia un desarrollo económico en el área. El plan crearía una instalación de tecnología e investigación de primer nivel.

Thomas Moore, gerente de Proyectos de la Estación Naval Ingleside, describió las pérdidas militares en el área de Corpus Chirsti, al evacuar la Marina una instalación de 500 acres, anulando así cuatro mil empleos. La propiedad volvió a pasar al puerto de Corpus Christi que, con autoridad delegada por la pasada Legislatura, ha estado rediseñando la instalación. Con la asistencia de la Universidad Texas A&M, una instalación de reparación y servicio a barcos, junto a una instalación de investigación y desarrollo, podría atraer varios miles de empleos a largo plazo al área.

Dennis Lewis, director de Desarrollo Empresarial del Depósito del Ejército Red River, dijo al comité que el cierre de la planta de Municiones del Ejército Lone Star cerca de Texarkana fue una gran pérdida para una comunidad que dependía de ella desde 1941. Él dijo que la Autoridad de Reorganización Red River tiene un plan para reconvertir la vieja planta para producción comercial, disminuyendo el impacto del cierre del depósito en el noreste de Texas. William Cork, director ejecutivo de la Autoridad de Reorganización Red River, describió cómo han trabajado para reducir el costo al Ejército en el área, haciendo más atractiva la instalación. Pero tres reducciones distintas causaron una masiva pérdida de empleos. “Aunque aquí Fort Bliss fue uno de los grandes ganadores, nosotros fuimos uno de los más grandes perdedores”, se lamentó ante el comité. Se gastaron mínimo 13 millones de dólares para vaciar las instalaciones y convertirlas en uso civil, un proceso en progreso.

Stanley Rasmussen, del Consejo Regional del Ejército de EE.UU., declaró que tanto el Estado de Texas como el Departamento de Defensa han hecho grandes inversiones en instalaciones militares en Texas, y que otros estados están dando pasos para asegurar el sostenimiento a largo plazo no solo de sus instalaciones sino de las comunidades aledañas a esas instalaciones. También pidió mejor comunicación entre las instalaciones militares y las ciudades vecinas, en cuanto a planificación de comunidades locales.

James Cannizzo, abogado asesor de Medioambiente en Fort Sam Houston y Camp Bullis, dijo que esas instalaciones están cumpliendo con la implementación del plan de reorganización del ejército en sus plazos originales. James Henderson, de la Oficina de Asuntos Militares de la Ciudad de San Antonio, describió los principales proyectos viales alrededor de Fort Sam Houston y cómo el programa de Realineamiento y Cierre de Bases (BRAC) está afectando esas instalaciones.

James Rickel habló de temas relativos a calidad de vida en familias de militares. Él felicitó a Texas en su programa de préstamos a veteranos y habló de áreas en donde la Legislatura podría ayudar. Por ejemplo, minimizar las complicaciones en escolaridad durante los despliegues militares es también un punto fuerte de Texas. Otro tema, los casos de custodia infantil en familias militares puede ser complejo, especialmente cuando se consideran los despliegues militares. Los préstamos usureros en comunidades militares continúan y necesitan atención de la legislatura. El Senador Shapleigh dijo que algunos soldados están pagando intereses mayores al 1,000 por ciento a prestamistas locales, y que una recientemente aprobada legislación federal podría autorizar al gobierno federal a tomar duras medidas si el gobierno estatal no lo hace. Rickel estuvo de acuerdo, diciendo que hay ‘fuerzas poderosas’ que se oponen a tal legislación en Texas. El Senador Brian Birdwell preguntó qué estaba haciendo la comandancia para mantener a miembros militares susceptibles lejos de tales prestamistas, cuando simplemente no pueden prohibirlo.

El Comité Senatorial de Asuntos de Veteranos e Instalaciones Militares está presidido por la Senadora Leticia Van de Putte de San Antonio. El resto de los miembros son los senadores Jeff Wentworth de San Antonio (vicepresidente), Brian Birdwell de Granbury, Wendy Davis de Fort Worth, Craig Estes de Wichita Falls y Eliot Shapleigh de El Paso. El comité cerró la sesión sujeto al llamado de su presidente.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

Top