Noticias del Senado de Texas
Noticias | Archivos | Video en Vivo | Archivos Video | Radio
24 de junio, 2004     (512) 463-0300

Subcomité senatorial examina regla del “10% más alto”

AUSTIN – La acción de la próxima Legislatura de Texas podría determinar qué estudiantes son admitidos en nuestras universidades estatales, y qué estudiantes deberán ir a otro lado. En 1997, el estado aprobó la medida SB 588, que ordena a universidades e institutos estatales admitir automáticamente a los estudiantes que se gradúan de la secundaria en el 10% con mejores calificaciones de su grado. Los legisladores que apoyaron la medida lo hicieron pensando que ayudaría a promover la diversidad racial y étnica en las universidades públicas de Texas. Aunque la regla garantiza la admisión de estos estudiantes, otros protestan el que estudiantes en escuelas con más exigencias académicas no tienen la misma oportunidad, ya que es más difícil graduarse entre el 10% mejor.

Las consecuencias de esa legislación de 1997 están siendo examinadas por el Subcomité Senatorial de Educación Superior. En la reunión de hoy en esta ciudad, el grupo de senadores escuchó la opinión de una gran variedad de testigos sobre la situación de las admisiones universitarias. Troy Johnson, Presidente de la Asociación de Registros Universitarios y Oficiales de Admisión de Texas, dijo que la legislatura ha dañado la credibilidad de las oficinas de admisión, al ofrecer ciertos programas estatales de asistencia financiera y cortarlos luego en momentos de dificultades financieras. Johnson protestó ante el comité que los oficiales de admisión atrayeron estudiantes con promesas de asistencia financiera, pero no pudieron concretarlas cuando el estudiante llegó a la universidad. En cuanto a los cambios en raza y grupo étnico, el presidente respondió que el incremento en la inscripción de minorías no se logra exclusivamente con la regla del 10%, sino que la asistencia financiera juega un papel importante también.

El subcomité revisó luego las recientes decisiones de las cortes, con testimonio de Curt Levey del Centro de Derechos del Individuo, y los profesores Lino Graglia y Douglas Laycock de la Facultad de Abogacía de la Universidad de Texas. Levy declaró que las historias de estudiantes que no tienen las mismas oportunidades son exageradas, pero que Texas no puede garantizar la entrada del 10% permanentemente porque las universidades de Texas no tienen suficiente lugar para todos los estudiantes. Levy agregó que necesitamos garantizar que un cierto número de estudiantes de cada escuela sean admitidos, pero que el número debería ser menor al 10%. El Profesor Graglia dijo que la única razón por la que existen admisiones basadas en la raza es que “muchos negros y méjicoamericanos simplemente no son competitivos académicamente como los blancos y asiáticos”, y que la única razón por la que se está considerando abandonar la regla del 10% es porque no hay suficientes lugares. El Profesor Laycock dijo que, para usar legalmente la raza como criterio de admisión, se debe usar solo para lograr diversidad, no cuotas estrictas. Y agregó que los estudiantes minoritarios admitidos por su raza son “víctimas”, porque tienen un índice de abandono más alto que otros estudiantes, lo que puede significar que no están preparados adecuadamente para la universidad.

El Senador Gonzalo Barrientos replicó que, antes de la regla del 10%, “aún con ‘acción afirmativa’ las minorías estaban muy pobremente representadas” en las universidades de Texas. El senador agregó que la regla ayudó a obtener más diversidad y premió a estudiantes que trabajaron duro en la secundaria. Y agregó que, en vez de cambiar la regla del 10%, deberíamos trabajar para lograr mejores escuelas secundarias.

Marta Tienda, Investigadora Principal del Proyecto 10% Mayor de Texas en la Universidad Princeton, describió cómo los estándares de Texas para la admisión universitaria difieren de los de otros estados. Tienda dijo que los estudiantes se están yendo a estudiar a otros estados no por no poder entrar a universidades de Texas sino porque están siendo reclutados por buenas universidades de otros estados.

James Huffines, Presidente de la Junta de Rectores del Sistema Universidad de Texas, declaró que el sistema UT está comprometido a estructurar un paquete de asistencia financiera que ayude a todos los estudiantes. Scott Caven, miembro de la Junta de Rectores de UT, coincidió con el testimonio del presidente, y dijo que una fuerza de tarea tendrá recomendaciones sobre el tema y sobre diversidad racial próximamente. Erle Nye, Vicepresidente de la Junta de Rectores del Sistema Universidad Texas A&M, dijo que, aunque Texas A&M ha logrado significativas mejoras en su porcentaje de estudiantes minoritarios, la regla del diez por ciento no es responsable de ello.

La Senadora Leticia Van de Putte dijo que los previos esfuerzos para incrementar la inscripción de minorías no eran aceptables, dado que los grupos minoritarios de hoy serán muy pronto la mayoría en Texas. La senadora agregó: “Si se aumenta al 10, 15, 20 por ciento, igual estaremos cortos cuando llegue el momento . . . Me temo que no vamos a estar preparados. No sé por cuánto tiempo vamos a seguir aceptando promesas vacías”.

El Dr. Bruce Walker, Vicerrector y Director de Admisiones en UT-Austin, dijo que el número de estudiantes afroamericanos parece estar estancado en alrededor del cuatro por ciento, a pesar de todos los esfuerzos por aumentarlo. Frank Ashley, Rector Asistente de Texas A&M, dijo: “hay muchos estudiantes que son admitidos en Texas A&M pero no en UT, y viceversa”. El explicó al comité que aún antes de entrar en vigor la regla del 10%, prácticamente todos los estudiantes en el diez por ciento más alto de sus escuelas eran admitidos de todos modos, y que la ley no ha ayudado mucho en cuanto a incrementar la diversidad.

Luis Figueroa, del Fondo de Defensa Legal Méjicoamericana (MALDEF) declaró que los actuales planes para la inscripción de minorías en universidades públicas estatales eran “buenos, pero no suficientemente buenos”, agregando que no había suficientes oportunidad para estudiantes minoritarios. Beth Watson, de Jóvenes Conservadores de Texas, elogió a las universidades por su esfuerzo en llegar a todos, pero dijo que otros estados reconocen que no todas las escuelas secundarias son iguales y permiten tomar esto en consideración cuando deciden quiénes admitir. Al testimonio de invitados le siguió el del público asistente.

El Subcomité Senatorial de Educación Superior está presidido por el Senador Royce West de Dallas. El resto de los miembros son los Senadores Kip Averitt, Kyle Janek, Todd Staples y Leticia Van de Putte. El comité levantó la sesión sujeto al llamado de su presidente.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

arriba